domingo, abril 29, 2012

coooosas...

Detesto recordar por qué me voy, por qué me alejo.
Es como darte cuenta que el error de la humanidad no está sólo en tí sino en todos lados. Queremos cambiar pero mantener siempre la misma actitud.
Esperamos siempre lo mismo de la otra persona, sabemos que la otra persona tampoco ha cambiado su forma de ser, por lo tanto uno no tendría por qué hacerlo.
No aprendemos nada. No aprendemos que al escuchar estamos dispuestos a dejar nuestro punto de vista a un lado para comprender si fue nuestro error o si de verdad teníamos razón. No queremos escuchar lo que no nos gusta.
Odio ser parte de todo esto, pero por lo menos me esfuerzo. No en complacer a todos, pero tampoco quiero esperar algo de la gente sin siquiera haberla conocido ni esperar que siempre reaccionen igual en la misma situación.
Pero me decepciona saber que no hay cambio en mi casa. Nadie escucha y mi opinión vale una molécula insignificante de vacío. Como si yo tampoco hubiera cambiado… en fin… 


~~刺青のちゅう~~~~

No hay comentarios.: